Gener 16, 2021
Per El Lokal
164 vistes


En esta sociedad que nos imponen se instala la premisa del todo vale para conseguir lo mio/nuestro. Los de aquí primero de los fachas es la exageración de una premisa social extendida y ese es el gran peligro. Si sumamos la emergencia, la crisis y el eterno entorno electoral en el que se juegan repartos de poder al precio que haga falta. El panorama es desalentador.

Como todo vale y porque yo lo valgo, no hace falta hacer autocrítica, pensarse constantemente. Basta con repetir el relato construido y convencerse de que poniendo en cuestión a todos los contrarios, y valorando lo propio seguimos avanzando, aunque la realidad lo desmienta.

Y no es de ahora. Desde el principio que el movimiento obrero se organizara, empezaron los debates y conflictos entre normalmente dos posturas, simplificando: la autoritaria y la antiautoritaria, la de participar en las elecciones y la antielectoral. La de conquistar el estado y la de mantener la autonomía del propio movimiento.

Dentro de cada una había sus debates. Parece cosa del ayer pero el centralismo democrático, la burocratización, el dirigentismo, el militarismo, el machismo se mantienen vivos y parece que creciendo.

Las posibilidades cambio de las nuevas políticas parece que han durado bien poco. En razón a su éxito electoral, la rapidez con que estas formaciones caen en repetir las formas que combatían, a la vez que el ataque desde todos los poderes para que fracasen hace que pierda fuerza como posibilidad de cambio y en muchos casos se conviertan en sustento del poder establecido. No estaría de más que estos debates se hicieran pública y colectivamente pero parece que no será así.

El marqueting electoral marca el calendario. El relato, como se dice ahora, es decir el discurso al margen de las practicas hace que el teatro funcione. La realidad se adapta a mi interés y si consigo dinero público, si me alío con partidos en contra de otros porque así gano espacio y consigo cosas, aunque otros queden detrás. Todo vale y cuidado, no es así.

No se trata de reclamar el purismo, ni pensarse mejores que otros, se trata de valorar lo que se gana y lo que se pierde en lo que se consigue. En como te ven y en que dinámicas generas. No hay que insistir en que las decepciones políticas de tanta gente por estas dinámicas de aprovechamiento de los espacios de poder o de dinero público, por más que se justifique y no se acostumbra a ser transparente, son cada más extendidas.

Seguimos defendiendo que la autonomía de los partidos políticos (de todos) es fundamental para crear practicas de base. Seguimos defendiendo que la autogestión y no depender de subvenciones es importante para que la gente entienda que no todo es lo mismo y que, todos hacen igual, dependiendo de quien mande. Seguimos actuando de tal manera, y no es fácil, que atacar a uno no sea defender al otro, que el mercadeo político no presente como progresistas y alternativa a aquellos que utilizan el oportunismo político para ganar. Así que ni somos de la Colau ni de la CUP, que la facilidad con que Junts per Cat y ERC hacen supuestos discursos progresistas mientras sostienen practicas de gobierno vergonzosas hay que denunciarlas constantemente. Seguimos pensando que discursos y estéticas militaristas, guerreras y uniformizadoras son negativas y hacen crecer el autoritarismo. Y seguimos defendiendo que si crece el abstencionismo es más por el fracaso de las alternativas que decepcionan a su bases y que el avance de la derecha moderna, de la supuesta izquierda de orden y de la extrema derecha se explican de esta manera. Siempre se recurrirá a que viene el lobo, que gobernará la derecha extrema y es verdad e igual funciona.

La construcción de alternativas, es lenta, invisible, dura, y si consigue funcionar será la garantía de cambios. Si la gente organizada lo entiende y lo apoya será mejor. Si lo que pretende es dirigirla, orientarla, mandarla, se equivocará.

Estamos en tiempos en los que la vida está en juego. No está demás pensarnos a nosotros mismo y pensar colectivamente poniendo todo sobre la mesa para intentar hacer algo serio y menos postureos.Será respponsabilidad de todes.

Salud y ánimos.




Autor font: Ellokal.org