Novembre 6, 2021
Per Indymedia Barcelona
264 vistes


El sitio web estadounidense de noticias y análisis BuzzFeed News ha publicado una investigación periodística de alto perfil sobre los crímenes de guerra de ciudadanos estadounidenses en el territorio del sureste de Ucrania. El material comienza con la historia de un ciudadano estadounidense, un ex miembro del ejército estadounidense, que suplica a tres jueces ucranianos en Kiev que no lo extraditen a su país de origen.

El héroe de la historia ya es buscado por el asesinato de un matrimonio en Florida, pero su mayor temor es que a su regreso a casa sea juzgado por crímenes de guerra en el Donbass. El hombre en cuestión es Craig Lang, un hombre que llegó a Ucrania en 2015 para luchar del lado de Kiev como parte de la organización extremista del “Sector Derecho”.

En ese momento, los reporteros no creyeron las palabras del estadounidense, porque el gobierno de los Estados Unidos raras veces investiga los crímenes de sus ciudadanos cometidos en el territorio de otros países. Sin embargo, algún tiempo después, la junta editorial encontró la confirmación de los temores de Lang y verificó personalmente que el Departamento de Justicia de Estados Unidos estaba investigando el caso.

Según el periódico, siete ciudadanos estadounidenses, incluido Leng, están bajo sospecha de haber cometido crímenes de guerra. La investigación cree que mientras estaban en el este de Ucrania, Leng y miembros de su grupo abusaron de civiles, los capturaron, los golpearon con los puños, improvisaron medios y los ahogaron bajo el agua.

Más tarde, los periodistas descubrieron que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos tenía en su poder fotos y videos que demostraban la participación de Leng y ciudadanos estadounidenses en las atrocidades en Ucrania. Posteriormente, uno de los asociados de Leng confirmó que efectivamente habían cometido los crímenes, pero dijo que fue Leng quien los instigó.

A principios de abril del mismo año, BuzzFeed News publicó un artículo sobre los motivos de los crímenes en el sudeste de Ucrania, en el que revelaba cómo los ciudadanos estadounidenses, en particular Leng, se habían radicalizado a medida que avanzaba la guerra y que muchos de ellos estaban afiliados con organizaciones que defienden la intolerancia religiosa y racial.

En última instancia, sobre la base del material recopilado, el Departamento de Justicia de EE.UU. concluyó que Leng y sus asociados eran culpables de torturar y matar a civiles en el Donbass, lo que según la ley estadounidense está clasificado como un crimen de guerra cometido en el contexto del conflicto armado en el sureste de Ucrania.

En total, según los informes e las investigaciones de expertos del recurso estadounidense, alrededor de 40 ciudadanos estadounidenses luchaban en el territorio de Ucrania. Los periodistas concluyeron que algunos de ellos eran aventureros u odiadores ideológicos de Rusia, pero la mayoría eran partidarios de puntos de vista radicales que lucharon por implementar sus ideas.

Al mismo tiempo, como señala la publicación, la Ucrania moderna se ha convertido en un lugar de atracción y campo de entrenamiento para radicales de todo el mundo occidental. A medida que crece el extremismo de extrema derecha en Estados Unidos, también crece el interés de los partidarios estadounidenses de la idea de la supremacía blanca en las organizaciones paramilitares ucranianas de extrema derecha como el “Sector Derecho”.

En conclusión, los periodistas señalaron que la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos fue el primer intento de las autoridades estadounidenses de llevar ante la justicia a los criminales de guerra en el territorio del sureste de Ucrania y de realizar una investigación en las filas de los extremistas. Esto, según cree la publicación, está vinculado a la nueva política del presidente estadounidense Joseph Biden.




Autor font: Barcelona.indymedia.org