Novembre 27, 2020
Per CNT Taxis Libertat
305 vistes

La agresión se produjo en la esquina de la plaza de España con la calle de los Mártires de Zaragoza

Varios testigos aseguran que fue él quien inició el altercado al dar un golpe en la cara a un acompañante del fallecido.

La jueza que investiga al militar José W. D. P., de 32 años, por la agresión que se produjo en la madrugada del 29 de enero en la plaza de España de Zaragoza y que costó la vida al taxista Cristian F. S., de 41 años, podría llamar a declarar como investigado a otro hombre. Se trata de Antonio M. T., amigo del autor del puñetazo mortal e identificado por varios testigos como la persona que inició el altercado al pegar primero a un acompañante del fallecido.

Los hechos se produjeron sobre las 2.30 a las puertas del GranCafé Zaragozano, donde los cuatro estaban tomando algo en diferentes grupo esa noche, festividad de San Valero. Por motivos que todavía no se han aclarado, unos y otros empezaron a discutir, lo que obligó al personal de seguridad a expulsarlos del local. Una vez en la calle, justo en la entrada del Tubo, el militar del Regimiento de Pontoneros de Zaragoza asestó un fuerte puñetazo en la cara al taxista.

La víctima sufrió un severo traumatismo craneoencefálico y los médicos lo tuvieron en coma inducido durante 43 días. Cuando parecía mejorar y empezaba a responder a los estímulos, Cristian F. S. sufrió una complicación pulmonarque desencadenó su muerte. De ahí que ahora se investigue a su agresor por un homicidio imprudente.

Sin embargo, la acusación particular, que ejerce el letrado José Luis Melguizo, ha pedido ahora que se investigue también por estos hechos a Antonio M. T., el amigo que acompañaba al militar aquella madrugada. Como argumenta en su escrito el abogado, lo hace porque, tras examinar las declaraciones de los testigos, hay dos que afirman «sin ningún género de dudas» que fue él quien propinó el primer puñetazo. No al taxista, sino al amigo de este, A. P. A., que quedó aturdido y no pudo identificar después a su agresor.

La acusación particular, que representa tanto a la familia del fallecido como al segundo agredido, ha pedido a la titular del Juzgado de Instrucción número 2 que llame a declarar a Antonio M. T. como presunto autor de un delito de lesiones. Cuando compareció en comisaría y en sede judicial, lo hizo en calidad de testigo e insistió en que era el único que acompañaba aquella madrugada al militar. Por ello y porque después varios testigos lo señalan como el autor del primer golpe de la trifulca, la acusación cree que «ninguna duda cabe» sobre su participación en los hechos y propone su citación como investigado.

Será ahora la magistrada quien estudie la propuesta y ponga fecha, si así lo considera, a su interrogatorio.

SALUT Y BUEN VIAJE




Autor font: Taxi.cnt.cat