Octubre 17, 2021
Per B Llibertari
243 vistes


El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto Ley de la Memoria Democrática, una vez que el texto haya pasado por órganos consultivos se remitirá a Cortes para su debate.  «El Gobierno con esta Ley pretende cerrar una deuda de la democracia española con su pasado y fomentar un discurso común basado en la defensa de la paz y el pluralismo…».

Entablar un discurso común, es decir ni vencedores ni vencidos, me parece una pantomima, un argumento ya muy gastado, los fachas nunca han cedido ni un ápice en su papel de vencedor, y los socialistas tienen una gran responsabilidad por respaldar-les en esta política pro Nacional. El PP y Vox concluyen que se trata de una Ley “revanchista” y “totalitaria”, están ambos férreamente en contra. 

Desde un ángulo progresista tampoco convence a los miembros de ERC la norma que se busca ampliar es manifiestamente insuficiente, intentará sustituirla presentando un texto alternativo para que sea el que se tramite. En la cual destaca entre otras demandas: «El reconocimiento jurídico y moral de los maquis y todas las personas que formaron parte de organizaciones y guerrillas antifranquistas; con indemnizaciones económicas incluidas». «Para los brigadistas internacionales reclama distinciones oficiales». Estoy totalmente de acuerdo con esta alternativa de ERC, aunque dudo que el Gobierno socialista acepte, ya veremos. 

Esta ley aunque algo más amplia que la promulgada en el 2007 por el Presidente José Luis Zapatero, temo que también se quede corta, igual que otras disposiciones promulgadas con la Memoria Histórica. 

En el Boletín oficial por primera vez hace referencia a los guerrilleros antifranquistas, hasta la fecha evocar esta milicia republicana provocaba miedo, este reconocimiento sería un avance político importante si hubiera sido promulgado veinte años atrás. Hoy este reconocimiento es más bien simbólico por llegar demasiado tarde, ya que los guerrilleros vivos de aquella época quedan muy pocos y de edad avanzada.

No hay que olvidar que los maquis pagaron el mayor tributo en vidas, Franco para acabar cuanto antes con esta oposición armada que tanto le molestaba promulgó en 1947 la Ley de Bandidaje y Terrorismo que derogaba la Ley de Seguridad del Estado, cuyo resultado era una norma más dura. Con esta Ley, las circunstancias atenuantes no eran tenidas en cuenta y las penas más severas eran aplicadas de forma inexorable. 

La democracia en España es incoherente y llena de contradicciones porque tuvo un mal comienzo, rigiéndose en lo que dispuso Franco antes de morir, un muro antidemocrático infranqueable. Hoy el Gobierno con parches intenta asegurar a otros países que reprochan a España “ciertas deficiencias democráticas”.

Como punto final sólo me queda decir con respecto a este proyecto Ley, que vuestra “pluralidad en defensa de la paz” es una frase que no es nada clara. 

Juan Busquets. Ex guerrillero republicano

Condenado con la Ley de Bandidaje y Terrorismo

a la pena de muerte, pena que se le conmutó, cumplió 

veinte años y seis días de reclusión.




Autor font: Bllibertari.org