Gener 25, 2022
Per CNT Barcelona
204 vistes

Desde el estallido de la crisis financiera del año 2008 la clase trabajadora está sufriendo una regresión de sus derechos, con la complicidad de sucesivos gobiernos y sindicatos afines a la patronal. La actual crisis sanitaria esta agravando dicha tendencia y las empresas son plenamente conscientes de ello. Cada vez es más habitual que se vulneren los derechos laborales, justificándose con argumentos como “si no te gusta, tengo a gente haciendo cola para ocupar tu puesto de trabajo”, “deberías dar gracias por tener trabajo” y un largo etcétera.

Este es el caso de un trabajador del restaurante Ginos de La Maquinista. En el 2008 se le ofrece el puesto de encargado cuando cumple un año en la empresa, pero lo rechaza debido a que las mejoras en las condiciones laborales no son proporcionales al incremento de la responsabilidad y de la carga de trabajo. La empresa insiste y, finalmente, el trabajador acepta el cambio y pasa un año en el nuevo puesto, trasladándolo a otro restaurante de la franquicia.

Posteriormente, tal como había expresado desde un inicio, el trabajador manifiesta su deseo de volver a ocupar su puesto de camarero. Siendo esta una situación habitual y entendible, se encuentra con una respuesta inadmisible: el acoso laboral por parte de su superior y de otros trabajadores.

Ante dicha situación, el trabajador decide pedir ayuda al Comité de Empresa –integrado por Fetico y UGT– pero no recibe apoyo. Posteriormente, decide acudir de manera individual ante Inspección de Trabajo, pero se le advierte que será despedido si denuncia a la empresa. Finalmente, decide afiliarse a CNT Barcelona, donde se comunica la afiliación a la empresa junto a la siguiente tabla reivindicativa:

  • Horarios de trabajo con antelación suficiente para poder conciliar la vida laboral y familiar.
  • Implementar un menú de familia digno.
  • Vacaciones anuales conciliadas con los trabajadores.
  • Respeto a todos los trabajadores de la Plantilla base por parte de los Directivos de la Empresa.
  • Mejoras e implementación en las diversas áreas de trabajo.

La empresa decide despedir a uno de los superiores implicados en el conflicto, pero siendo consciente que la CNT luchará por defender a su afiliado, le ofrece algunas mejoras a cambio de renunciar al derecho fundamental de ejercer la libertad sindical. Ante la negativa del trabajador, continúan los malos tratos hasta el punto en qué, en 2016, el trabajador se ve obligado a coger una baja médica a causa de sus problemas de ansiedad provocados por la situación laboral. La empresa intenta que el trabajador renuncie a su puesto de trabajo, pero en 2017 se reincorpora acogiéndose a una reducción de jornada.

Después de varios cambios de turnos (pasando por turnos nocturnos no solicitados por el trabajador) y de un ERTE durante el inicio de la pandemia en 2020, el trabajador es finalmente despedido en octubre de 2021 por la apertura de un expediente en su contra, después de que sus superiores provoquen numerosas situaciones de tensión en el trabajo y de malos tratos hacia él.

Actualmente, la CNT mantiene abierto el conflicto sindical con la empresa Sigla Ibérica por acoso, malos tratos e incumplimientos laborales hacia varios de sus trabajadores. La empresa le está ofreciendo al trabajador una suma de dinero y éste se niega, pues su deseo es recuperar su puesto de trabajo.




Autor font: Cntbarcelona.org