Maig 5, 2022
Per CNT Barcelona
224 vistes

El pasado 16 de abril iniciábamos acciones frente al Tanatorio Sancho de Ávila, propiedad de Grupo Mémora, dando paso así a un nuevo conflicto sindical generado por los graves incumplimientos de la empresa en cuanto a acuerdos sindicales y derechos laborales.

En marzo de 2021 firmábamos un acuerdo en los juzgados con los responsables de Compass Group. Un acuerdo que recogía puntos tan necesarios y básicos como un calendario laboral en tiempo y forma, la retirada de sanciones injustificadas contra miembros de la sección y nuevamente, volvíamos a pactar con la empresa la incorporación de 2 trabajadoras despedidas por su afiliación a CNT. Tal como también acordaron hacer en septiembre de 2019.

Un acuerdo que la empresa no ha respetado al no incorporar en ningún momento a las trabajadoras, pese a la falta de personal que existe en Tanatorios Mémora. Incumpliendo, a su vez, otro acuerdo de 2019 donde la empresa se comprometía a cumplir con unas horas efectivas de trabajo, recogidas en un cuadrante horario con el número de trabajadores y horas necesarias para evitar la sobrecarga, ofrecer una mejor conciliación laboral y familiar y garantizando, en definitiva, una mayor calidad del servicio.

En octubre de 2021, apenas unos meses atrás, alcanzamos un nuevo acuerdo que recogía un aumento de personal y unos cuadrantes equitativos, con los descansos del personal repartidos de forma igualitaria, para el Tanatorio de Les Corts.

Todos ellos, acuerdos que Eurest Compass Group ha vulnerado en los centros de trabajo.

En enero de 2022, volvemos a reclamar mediante burofax que se cumplan y apliquen los acuerdos firmados. Otro intento de muchos que hacemos por comunicarnos con la empresa, y otro intento más que resulta del todo infructuoso. La multinacional mantiene una nula voluntad por aplicar y respetar derechos y acuerdos sindicales. Nutriéndose de los diferentes mandos jerárquicos de la empresa, en plena sintonía con los intereses de la multinacional, para mantener una línea totalmente antisindical en los centros de trabajo, llegando hasta el extremo de acosar al Delegado Sindical de CNT y trabajador del Tanatorio Sancho de Ávila.

Y ante nuestra defensa de los acuerdos y los derechos laborales, llega la represión sindical:

Hoy, a fecha 5 de mayo, Eurest Compass Group despide al Delegado Sindical de CNT.

Una vez más, otro intento más que lamentable y torticero por deshacerse del único modelo sindical que planta cara a sus abusos. Un sindicato que como bien saben, defiende los derechos y la dignidad de la clase trabajadora, hasta sus últimas consecuencias.

El despido no hace más que reafirmar, una vez más, la utilidad del anarcosindicalismo para la clase trabajadora. Y los principios de nuestra organización: la acción directa, el apoyo mutuo y el compromiso como militantes, herramientas capaces e indispensables para transformar nuestras condiciones. Los múltiples inventos de la empresa por deshacerse de CNT, desde el inicio de la sección sindical en 2014 hasta el despido producido hoy, son prueba de ello.

En este sindicato no vamos a permanecer impasibles ante este nuevo ataque. Nuestra trayectoria, en Eurest y en el resto de empresas, puede dar fe de ello.

NO DESCANSAREMOS HASTA LA READMISIÓN.

Hasta que la empresa entienda que CNT jamás se ha rendido ante la represión y ha sabido defender siempre, hasta las últimas consecuencias, los derechos de los y las trabajadoras. Ésta vez, no va a ser una excepción.




Autor font: Cntbarcelona.org