Agost 2, 2021
Per Ateneu Enciclopedic Popular
195 vistes


Entrevista a Sònia Turón y el Ateneu Enciclopèdic Popular

Como pequeña intro de nuestra entrevista, dejamos un fragmento de “El Periódico” con la inauguración que iba a ser y no fue…

En los 120 años de historia del Ateneu Enciclopèdic Popular los episodios memorables como la emotiva visita del autor del Romance de la Guardia Civil española se cuentan por decenas. Nacido en 1902 en casa de Francesc Layret, en el Raval, barrio del que la entidad libertaria fue expulsada a punta de pistola por las tropas franquistas en el 1939, el Ateneu tenía que vivir ayer otra jornada importante, que la pandemia ha obligado a posponer. La entidad anarquista celebraba este 17 de julio de 2021 su peleado regreso, con la inauguración de su nuevo local social en el 38 de la calle de Reina Amàlia. La nueva ubicación del ateneo hace especial ilusión a Manel Aisa, su presidente. «Estamos en la Brecha de Sant Pau, espacio donde fue posible la revolución. Donde el anarquismo ganó al fascismo. Además, al lado del Collaso i Gil, el último colegio que hizo el ayuntamiento, y el más querido por las Patrullas de Control en el 36. Todo el material escolar que expropiaban en la zona alta lo traían aquí», señala Aisa, feliz de tener un local en el que organizar actividades sin tener que ir de prestado, aunque con un punto de tristeza porque «para muchos llega tarde». «Algunos de los que lucharon porque este espacio fuera una realidad han muerto. Otros, como Muniesa, van en silla de ruedas y están en una residencia… Toda la ilusión con la que peleamos por recuperar este espacio cuesta un poco de mantener, pero aquí estamos, con ganas de que el nuevo local sirva para crecer y lograr relevos», prosigue el libertario.

Por el momento, su archivo, uno de los más importantes del mundo del movimiento libertario y el mayor archivo de la Barcelona obrera, seguirá en el paseo de Sant Joan, sobre la biblioteca Arús. El acuerdo alcanzado con el consistorio – firmado el 27 de octubre de 2017, el viernes de la breve declaración de independencia – dice que el Enciclopèdic dispondrá de un espacio en el que organizar actividades en Reina Amalia, 38 hasta encontrar otro suficientemente grande en el barrio para acoger el local social y el (pesado) archivo. Un espacio definitivo que todos tienen claro que debe ser la casa-fábrica de Can 60, equipamiento mucho más grande que el actual, en el que sí podrán trasladar el centro de documentación en el que conservan más de 12.000 diarios, 25.000 libros y todo tipo de documentos del movimiento anarquista. Joyas como la carta que escribió Lorca tras el mítico recital en la ciudad, en la que explicaba que pasó más de hora y media dándole la mano a «viejas obreras, mecánicos, niños, estudiantes y menestrales». «Es el acto más hermoso que yo he tenido en mi vida», aseguraba. «El nuevo espacio es una oportunidad para abrir una reflexión del mundo que estamos viviendo: el cambio climático, el decrecimiento, el colapso», apunta Aisa, con ganas de que la gente se haga suyo el espacio, sumar colectivos y él poder «apartarse un poco».

Aisa recuerda que el Ateneu ya estuvo, aunque muy poco tiempo, ubicado en el mismo local al que regresa en la Brecha de Sant Pau, «aunque en un piso, no en los bajos». Fue en el 79, pero un incendio les obligó a marcharse. «La prensa del momento hizo grandes titulares: El polvorín del barrio chino. Arden los archivos de la CNT. Por suerte, esta vez los archivos no ardieron, solo quedaron algo remojados por las mangueras que apagaron las llamas». Para proteger ese material y facilitar y universalizar su acceso, una de las batallas del colectivo es ahora lograr fondos para su digitalización, algo que han acariciado con los dedos en varias ocasiones.

Y sobre los orígenes del Ateneu…

En el año 1902, los obreros, Eladi Gardó y Josep Tubau, empezaron a reunirse en casa del estudiante Francesc Layret, lugar donde fundaron el AEP. Posteriormente se establecieron en el nº30 de la calle del Carmen, lugar donde hacían uso de los bajos y 4 pisos de mas de 100m2 cada uno. El Ateneu Enciclopedic Popular llegó a tener otro local en la calle Portaferrisa, un chalet en la Molina y un terreno en las Ramblas de Barcelona. Con más de 25.000 socios, el Enciclopedic tenía una importante biblioteca y varias secciones donde los obreros realizaban sus actividades, donde encontraban cultura popular de calidad y alternativa a la burguesa.

con su padre Antonio, Lucio o Edo

vistiendo las paredes

– Noticias ALB: Venga, pues ya estamos grabando. Estamos aquí con Sonia Turón que es…

– Sònia Turón:… soy miembro del Ateneu Enciclopèdic Popular, no de nacimiento pero casi, mi padre [Antonio Turón] tenía mucha costumbre de hacer carnets de cosas cuando no tocaba y… yo creo que tengo carnet desde los 12 años o así, pero sí, he estado siempre pero no de manera constante, quiero decir, extrema, como otras compas, que son los que han conseguido llegar a donde estamos ahora. Pero soy del Ateneu y del Centre de Documentació Històric Social, que es lo mismo y no es lo mismo.

– N. A.: Justo eso te íbamos a preguntar, que nos explicases un poquito el tinglao del Ateneo y…

– S.T.: El AEP nace en 1902, con la idea de formar y reformar, de crear una asociación donde se forme a los obreros, en un contexto en el que más del 70% de la población era analfabeta y si hablamos de las mujeres eso se elevaba hasta lugares insospechados. Entonces se creó una entidad, que a través de una serie de secciones que… además… es alucinante pero todavía hoy sigo descubriendo secciones, el otro día descubrí una sección de Aviación, aún tengo por saber qué narices hacían en los años 30, no sé si se dedicaban a volar aviones o…

Pero a lo que íbamos, uno de sus fundadores fue Francesc Layret, que podéis verlo en los carteles que anuncian el retorno. A los compañeros les gusta contar que en esos momentos el AEP era muchísimo más importante que el Barça, con perdón del Barça, tenía muchos más socios que el Barça en un momento determinado de los años 20 y 30, con infinitud de secciones que hacían infinitas cosas de formación y conferencias de todo tipo, ciencia, formación física, política, artística… es difícil de explicar porque lo abarcaba casi todo. Estaba abierto de forma directa a la participación femenina, otra cosa es que el porcentaje que hubiera fuese reducido por los problemas que todos conocemos.

Esta desbordante actividad sin querer, bueno sin querer [risas] se convirtió en un problema, ya sabéis cómo es el fascismo: que la gente se forme e informe y tenga pensamiento crítico se convierte en un gran problema. Así que tuvimos el gran “honor” de ser una de las primeras entidades “afectadas” por la entrada después del 26 de enero de los fascistas a Barcelona: sino fueron dos o tres días después de que llegaran, más o menos, bajaron toda la biblioteca del Ateneu a la calle y la quemaron en plaza pública. Obviamente, se perdió todo el archivo y documentos, todo, quizá cuatro cositas que hemos estado con el Manel [Aisa] mirando, revisando y buscando, y no encontramos que se haya salvado demasiada cosa, sólo lo que en ese momento de la quema estuviese fuera del Ateneu.

Todo ese material, va pasando el tiempo, llegan los años 70 y se juntan dos ideas: que ha habido tal dispersión y destrucción de todo nuestro patrimonio documental que merece la pena recuperarlo, ya no sólo “nuestro” patrimonio “ideológico” sino el documental y humano. Así que se junta gente que había pertenecido al AEP y lo revive, junto a más gente del Centro de Documentación Histórico-Social, porque era una cuestión de recuperar y de salvación muchas veces in extremis, porque como os imaginaréis en los años 70 no se le daba la misma importancia y había la misma concepción sobre el patrimonio documental y los expurgos de documentos “poco importantes” sólo se revelan tremendamente necesarios cuando ya no están. Según en qué familias, en ocasiones no conocedoras del valor documental de los papeles encontrados en legados familiares, o aquellas que se quedaban solas, muchos documentos acababan en la basura. El CDHS se ha convertido con el tiempo en uno de los mejores archivos del movimiento obrero a nivel mundial.

N.A.: Movimiento obrero ¿o movimiento libertario o…?

S: La mayoría de lo recuperado pertenece al movimiento libertario pero existen materiales relacionados con el movimiento obrero en general de los años 30, 40, 50 o 70. Os vamos a explicar otra cosa, que es curioso: yo vengo también de otro Ateneo que es el de Poble Sec y se están haciendo ahora cosas sobre los años 70. Y los 70, ¿cómo lo explicaría yo? Nos lo han querido vender como ese período de gran tranquilidad y transacción, apacible, tranquila y balsa de aceite. Todos los materiales documentales de los 70 tampoco son nada fáciles de encontrar, ni siquiera los de las asociaciones vecinales que fueron tan potentes en su momento, hoy día están en casas de gente, dispersos, o no se les hace ni caso desde los archivos que debieran. Es importante todo lo recogido en los 70 para darnos cuenta que no es cierta esa imagen pacífica, sino que hubo un brutal movimiento en contra incluso de… no sólo en contra de la dictadura que te voy a contar a tí que no sepas de… la reconversión industrial y los pactos de la Moncloa, que sólo las podías hacer un partido pretendidamente de izquierdas… pues todo ese material también es parte del CDHS.

El Ateneo, lo que ha sido y quiere ser es lo mismo: quiere ser un lugar donde se lleven a cabo todo tipo de actividades de formación y auto-formación, con una vertiente que además supone que no necesariamente tiene que ser libertario el que se acerque a este espacio, pero hay una forma de funcionar que se puede llamar de muchas maneras, pero se trata de una democracia directa, horizontal, asamblearia, en la cual no tienen cabida una serie de cuestiones, ni las “tradicionales”, ya sabes me refiero a aquello que por tradicional es atentado contra la dignidad de la persona… por tanto supongo que el que no esté de acuerdo con eso ya no se acercará por aquí. Digo yo [risas].

NA: Tal y como estás contándome, si tenía más socios que el Barça el patrimonio histórico que debieron tener fue relevante. Durante la República y la guerra, el Ateneo era una gran institución, que contaba con numerosos edificios y locales. Describidnos el local

Son más de 300m2 de espacio, te mentiría si te lo digo seguro.

viendo este local, hay algún defecto pero está bastante bien…

Te explico lo de los defectos, se junta con que es verdad con que cuando alguien hace obras, siempre es un desastre, lo sabemos, si te hacen obras en casa ya acabas llorando por los rincones… El problema no es que haya habido los típicos problemas sino la actitud de ayuntamiento, técnicos “no es para tanto, gñé”. Te coge como una paranoia, ese puntito de “como es para quien es”, (ojo, que puede ser para nosotros o cualquier otro colectivo del barrio) [N. tr: recordamos la foto con los compas del S. de Manteros alucinando con la promo mientras a ellos les dejan chapuzas y un local que nocumple los requisitos para sus propósitos tras haber, además, desalojado un proyecto cooperativo y con residencia para personas migrantes] o “no se van a quejar, encima que se lo damos”, pues no señor, lo queremos en perfecto estado de revista y luego ya nos quejaremos.

NA: Entonces según lo estoy entendiendo esto es una especie de devolución de una parte del patrimonio histórico del Ateneo por parte del Ay-untamiento. Explicadnos como han ido las negociaciones con Barcelona para conseguir el nuevo local.

Es una devolución, lo que ocurre es que como superestructura que es el Ayuntamiento, tiene una serie de itinerarios administrativos, así que tenemos una “cesión” entrecomillada, no la típica de “sois un colectivo y para que os hagáis cosas os dejamos tal local”, no. Nosotros tenemos cartas firmadas por más de un alcalde que dice que de hecho es una cuestión de justicia la devolución o que el AEP y sobre todo el CDHS tengan una sede en condiciones…

En condiciones y en el centro de Barcelona…

Sí, en el Chino…

hace años que no escucho yo eso del Chino, tanto Raval Raval [se emociona]

En el Chino. Que es donde tenemos que estar porque es el sitio… Para mí es el Chino, sigue y seguirá siendo el Chino, por una forma de, una cosa de… no el Raval, lo de ser políticamente correcto ya me está empezando a fastidiar un poquito. Estamos en el Chino y punto.

Como diría er Makinavaja [risas]

El Makinavaja que ya sabes que tenía aquí al lado el bar, luego ya… otro día. Pero, no, la cuestión del AEP, como te decía, en esas cartas firmadas por varios alcaldes se habla de más de 1000m2, que es lo que se necesita para alojar la documentación con dignidad.

Con alcaldes además de la Colau ¿te refieres al Trías?

Sí, y y el Joan Clos en su momento firmó, ésta todavía no firmó nada, bueno, no ha firmado nada, ya firmará lo último, el convenio, la entrega, el usufructo y demás. Los que nos firmaron fueron otros, piensa que hablamos de 18 años de picar piedra, con las cesiones firmadas, 18 años.

Y a pesar de este local… ¿ el archivo lo seguís manteniendo en la otra…?

Piensa que el archivo es muy frágil, que hablamos de material de sobre todo hemeroteca y documentación de los años 20, s. XIX principios del XX, aparte de otras cosas más modernas, claro. Y obviamente, no se va a mover dos veces. Teóricamente éste es un territorio de paso porque nuestro destino final es Can 60, que es otra fábrica fantástica del s. XVIII que está en la calle Riereta pero para la que todavía no está hecho ni el proyecto ejecutivo, con lo que por lo que comprenderás el proyecto va para largo. O sea, que no, aparte de que aquí no hay ni las condiciones ni el sitio donde meter la documentación, que son muchísimos metros lineales.

Y entonces ¿compartís edificio en este caso con la [1]biblioteca pública Arús ?

Compartimos el edificio, pero no la biblioteca, son espacios separados.

¿Pero pertenecen al Patronato de la biblioteca? ¿El edificio en sí pertenece al Ayuntamiento?

No, el edificio creo que fue donado por el mismo Rossend Arús i Arderiu y toda su biblioteca y archivo fue donado al ayuntamiento por Rossend.

Es que hay un Patronato que gestiona… nos metimos a la página de la biblioteca Arús y vimos que era una biblioteca pública dirigida por un Patronato cuya presidenta era Colau..

Sí, claro, todo lo que sea consorciado, la presidencia tiene que ser la alcaldesa ya obviamente, como en todas las grandes ciudades delega en el comisionado de cultura, bibliotecas o quien sea. Pero ostenta la presidencia el alcalde del turno.

¿Qué potencial tiene este nuevo local? ¿Qué tenéis pensado hacer con él, lo vais a compartir, proyectillos…?

Lo que tenemos pensado precisamente es, modernizándolo, por supuesto, hacer lo mismo que hizo en su momento el Ateneo: las necesidades del entorno. Cuando estas necesidades son la alfabetización, pues serán la alfabetización. Piensa una cosa, no estamos tan lejos de eso, el otro día lo estaba pensando, con esto de la pandemia lo que ha pasado es que las administraciones han aprovechado para separarse totalmente del administrado: para todo se necesita cita previa, para todo se necesita hacer cosas por ordenador… y a veces gente que, no es que seamos nativos digitales pero como mínimo estamos acostumbrados a hacer cosas y trámites… y somos incapaces a encontrarlo nosotros mismos. Nos han inducido un nuevo analfabetismo. Por tanto en este caso pues seguramente será sino ayudar pues ver cómo salimos todos de esto ¿te estoy poniendo un ejemplo, eh? será impulsar que no sea así, que haya puntos de información físico para todos… Se ha visto muchísimo en la pandemia, la desconexión y la ansiedad de la gente por no tener acceso a hablar con nadie. Te lo pongo como un ejemplo de analfabetismo que tenemos todos, llámalo funcional, cibernético, pero volvemos a ser analfabetos.

Así que para nosotros primero la formación, la autoformación, la ayuda… depende de las necesidades de tu entorno. Por supuesto que haremos cosas de las nuestras como Ateneo, en cuestión de historia, filosofía… Un archivo, per se implica la difusión de tus contenidos, ya sea a través de charlas, libros, investigación, exposiciones… Ahí está el contenido como Ateneo, ya lo tienes, pero en todo caso siempre abierto a que los colectivos del barrio nos cuenten qué necesitan, formación, espacios de reunión… Ahora mismo están desde la radio, la xarxa vecinal, los anarcoveganos… me estoy dejando gente por supuesto, pero por hacernos una idea… ¡y más que habrá! Mi sección de Filosofía, además con gente… que ya nos están preguntando a ver qué pasa; también con una sección de Historia Local del Barrio.. y más, esperamos abrirnos más a todo tipo de convocatorias, en el sentido de… eso también lo vimos ya cuando el Espai Obert que te estaba contando antes: se necesita un espacio grande en el que realizar todo tipo de actividades sin pasar otra vez por lo que te decía antes, el que la administración y administrado estén separados, y lo que aquí, no sé cómo se llama en otras regiones, pero lo que aquí se llama Centro Cívico, menos cívico es cualquier cosa. No depende de las necesidades ni de lo que quiera el barrio… sí, si eres nosequien, pero tienes que pedirlo de tal forma, te cobran, te ponen trabas, tienes que hacer un proyecto de… todo trabas. Así que queremos ser otra cosa, más abierta y que se puedan hacer actividades de todo tipo, arte, gastronomía, conocimientos científicos… lo que se te ocurra

¿Quieres contarnos algo que se nos haya pasado mientras cascábamos?

No, que espero que… esto no lo podemos hacer solos los cuatro mataos de siempre, esto tiene que ser una cuestión en la que… con sus broncas y con sus problemas, que los habrá… ya sabemos que coordinar cosas que vienen de diferentes lugares cuesta hasta que se lima… pero yo creo que es una buenísima oportunidad para demostrar que el movimiento se implementa… andando. Están muy bien las ideas y las siglas, que las tenemos y las hemos demostrado en otras lugares, pero es un lugar fantástico para hacerlo de forma cultural, de formación y auto-formación y de expresión cultural artística hasta política, es un lugar muy bueno para poner en lugar la praxis, moviéndonos se evoluciona. No es que esté llamando a que vengan las masas obreras [risas], pero verdaderamente sí que al que está en casa pensando “pues yo querría hacer tal cosa y de tal manera y querría que esto fuera una cuestión cultural”, pues precisamente por eso abrimos ¿vale?. Para que aporten y nos aportemos entre todos. Esperamos tener una Sección de Aviación pronto [risas].

[1] La Biblioteca Pública Arús fue fundada por Rossend Arús i Arderiu como biblioteca general en 1895, con la voluntad de instruir al pueblo de Barcelona. Actualmente, se ha convertido en una biblioteca de investigación especializada en masonería, movimiento obrero, anarquismo, y el universo de Sherlock Holmes. Asimismo, conserva un fondo patrimonial muy importante formado por documentos relativos a todo el conocimiento humano, con predominio de obras publicadas en el siglo XIX y primer tercio del XX.
Tags:
Ateneu Enciclopedic Popular
CDHS
Enlaces relacionados / Fuente:

L’Ateneu Enciclopèdic Tornar al Raval

l’Ateneu Enciclopèdic Popular




Autor font: Ateneuenciclopedicpopular.org