Juliol 28, 2022
Per R脿dio Klara
23 vistes

Antonio P茅rez Collado, CGT Pa铆s Valenci脿 i Murcia

Art铆culos Perecederos

Parece que hay unanimidad en los medios a la hora de comentar las medidas anunciadas por Pedro S谩nchez durante el debate del estado de la naci贸n. El giro a la izquierda ha triunfado como titular en la mayor铆a de cr贸nicas, con la excepci贸n del periodismo m谩s neoliberal para el que cualquier norma que pueda amenazar, aunque sea vagamente, los beneficios del gran capital genera una campa帽a furibunda de alarmismo y acusaciones al gobierno de extremista y enemigo absoluto del libre mercado.

Desde el entorno socialista ha surgido alguna voz autorizada que ha venido a corregir a quienes, con m谩s entusiasmo que argumentos, dan por hecho ese supuesto giro a la izquierda. El razonamiento de un destacado dirigente ugetista, por ejemplo, pretende avisarnos del error cometido, porque si afirmamos que el gobierno progresista gira a la izquierda damos a entender que hasta ahora no caminaba en esa direcci贸n; ruta por la izquierda que para este sector, incondicional del partido del pu帽o y la rosa, est谩 fuera de toda duda a la luz de las medidas que el ejecutivo de S谩nchez ha venido tomando desde su nombramiento.

Alejados, que no equidistantes, de esas dos re帽idas posturas; la que ve mal todo lo que haga el gobierno (al que recuperando la terminolog铆a de sus abuelos falangistas llaman rojo) y de la otra, la de los seguidores del viejo izquierdismo 鈥渕anque pierda鈥, hay algunas opiniones m谩s, otras posturas discordantes, que rara vez llegan a los debates de la televisi贸n o los editoriales de los principales medios escritos.

Forzosamente tenemos que coincidir en que el PSOE no ha dado ahora un viraje repentino a su rumbo como partido de un progreso matizado; eso es cierto porque esa ruta, muy alejada de los postulados de Carlos Marx y hasta de Pablo Iglesias (el de antes) la vienen manteniendo los gobiernos socialistas desde el presidido por Felipe Gonz谩lez al actual con medidas tan poco sospechosas de obreristas como los Pactos de la Moncloa, la entrada triunfal en la OTAN, la reconversi贸n industrial y las privatizaciones o unas reformas laborales y de pensiones que al mism铆simo PP le deben haber encantado tanto como las suyas propias.

Con esos antecedentes las medidas aplicadas para intentar paliar los efectos de la pandemia y desacelerar la escalada de los precios hasta pueden parecer realmente progresistas. Es cierto que para los millones de familias que las pasan canutas para llegar a fin de mes cualquier ayuda, por simb贸lica que sea, supone un peque帽o y pasajero alivio. Pero, a la espera de ver c贸mo se aplican esos impuestos a los beneficios extraordinarios de la banca (que nos siguen debiendo m谩s de 60.000 millones de su rescate) y las grandes el茅ctricas (que se est谩n forrando con nuestra crisis) el resto de medidas han consistido en subvencionar temporalmente algunos productos (combustibles o bonos transporte) y reducir el IVA en otros, de tal forma que el total de coste lo asumen las arcas p煤blicas, las que sufragamos entre todos, aunque no todos contribuimos en la misma proporci贸n.

Y que conste que a los cr铆ticos con el actual gobierno nos habr铆a gustado un verdadero giro a la izquierda; pero para merecer ese calificativo el giro tendr铆a que haber incluido la derogaci贸n de la ley Mordaza y las reformas laborales de unos y otros, el cierre de los CIE y un trato m谩s humano a migrantes y refugiados (no s贸lo a los que vienen de Ucrania), mejorar salarios y pensiones m铆nimas con revisi贸n equivalente al IPC real, adelanto de la edad de jubilaci贸n en lugar de retrasarla a los 67 a帽os y acabar con el despido f谩cil y barato. O, al menos, haber cumplido con el propio programa electoral socialista.

Lamentablemente, desde posturas independientes y objetivas, podemos ver la diferencia entre un verdadero cambio de rumbo y unos retoques de emergencia para tranquilizar a los socios de gobierno, amortiguar el malestar social y de paso frenar la p茅rdida de apoyo electoral.

Antonio P茅rez Collado




Autor font: Radioklara.org