Juliol 12, 2022
Per CNT Taxi
236 vistes

Tras pasar el problema de las VTC a las autonomías por parte del gobierno central, la Generalitat de Catalunya se ha pronunciado recientemente con la aprobación de un decreto ley para que las VTC puedan seguir haciendo trayectos urbanos. Este Decreto Ley  tendrá una vigencia de dos años prorrogables a dos más, a la espera de una ley reguladora.

Según el decreto ley se mantienen  los 15 minutos de pre contratación del servicio. El área metropolitana de Barcelona serán los encargados de otorgar las autorizaciones de las VTC. Sera necesario ser titular de una autorización de VTC domiciliada a Catalunya, con un vehículo que haya sido adscrito durante al menos el ultimo año. Las VTC deberán disponer de un seguro de responsabilidad civil de cubra a cantidad de 50 millones de euros. Los conductores deberán tener el permiso de conducir de clase B o superior con dos años de antigüedad. Las VTC no pueden circular por las vías públicas a la busca de clientes, ni propiciar la captación de viajeros.

Las VTC serán sancionadas con multas que van de los 2000 a los 6000 euros y la inmovilización del vehículo, para aquellas VTC que trabajen con una autorización fuera de Catalunya o sin autorización de VTC, o  que no respeten el tiempo de 15 minutos de contratación del servicio, o que circulen a la busca de clientes.

Con este decreto Ley tanto la Generalitat como la clase política continúan con un modelo de transporte de VTC basado en empresas que cometen fraude fiscal y laboral. Con este decreto ley se continúa con la explotación de conductores asalariados en jornadas de 12 horas diarias, sin que inspección de trabajo, ni el área metropolitana de Barcelona hagan nada. Queremos recordar que desde CNT Barcelona hemos denunciado a las empresas VTC en inspección de trabajo en infinidad de veces por cesión ilegal de trabajadores, contratos fraudulentos y por atentar contra los derechos de los trabajadores. Queremos recordar que a nuestro sindicato han venido a pedirnos ayuda conductores VTC con ataques de ansiedad, con insomnio, con depresión… por las jornadas de 12 horas diarias, el acoso y mobbing laboral a los que son sometidos por parte de las empresas VTC.

En este decreto ley no se ha tomado ninguna medida para controlar las horas de conducción de los chóferes asalariados (conductores de autobús y camiones si se les controla las horas de conducción). No se han tomado medidas para controlar el precio de traspaso de las licencias VTC , generando un mercado de licencias especulativo. No se ha tenido en cuenta la acumulación de autorizaciones VTC en grandes flotas o en unas pocas personas.

Seguimos prácticamente igual con el mismo modelo de explotación de vehículos VTC. Con un decreto ley de la Generalitat, con más incertidumbre que soluciones y alternativas a un transporte socialmente más justo para todos y todas.

SALUT Y BUEN VIAJE




Autor font: Taxi.cnt.cat