Novembre 22, 2021
Per El Lokal
286 vistes


Este 20N Virus celebró su aniversario, hay que felicitarles por aguantar 30 años y gozar de buena salud. Nació como iniciativa del Lokal y alzó el vuelo por falta de espacio, y en uso de la autonomía como proyecto. Y ahí sigue. Mantenemos una relación fraternal que no resulta fácil ni común en los mundos alternativos, aunque a veces pueda haber algún desencuentro, diferencias y conflictos.

También hay que felicitar a las compañeras que montaron por sorpresa un vermut de celebración del aniversario del Lokal, en el hace poco inaugurado Ateneu Enciclopèdic Popular, tras haber aplazado las jornadas del 34 cumpleaños, atacados por el estrés, el cansancio y las penas. Nos sacaron unas sonrisas, unos cuantos abrazos y nos levantaron el ánimo.

Se han juntado las angustias, tras largos y duros conflictos como el del Ágora Juan Andrés, la pandemia… Y nos dejaron agotados, sin fuerzas y en desánimo. La gira zapatista, recibida por gente y colectivos que formaron parte del CSRZ (Col·lectiu de Solidaritat amb la Rebel·lió Zapatista) y la xarxa catalana, más otros nuevos grupos, abrió otra herida antigua. Desde nuestro silencio y nuestra ausencia, os deseamos suerte y ánimos.

Aprender, tomar una pausa y seguir desde nuestra memoria, desde nuestra historia, con voluntad de adaptarnos a estos tiempos convulsos, a saber frenar el ritmo loco que nos altera y nos impide pensar.

Seguimos aquí personal y colectivamente gracias a los afectos, a las compañeras y a esos aprendizajes que cuestan de ver y aceptar. Con la humildad de reconocer el papel que nos toca sin subestimarnos ni sobrevalorarnos. Dando, habiendo sido y esperando ser palanca para otras luchas que después van solas o por otros caminos o, sencillamente, se acaban y nacen otras. Así ha sido con Virus editorial, también con el Ágora y la Campaña Justicia Juan Andrés, con Stop desahucios Raval, con las Festes Alternatives… Cuando abrimos hace 34 años el Lokal éramos la única librería alternativa de Barcelona, hoy afortunadamente existen unas cuantas.

En la ciudad y en el barrio ha habido momentos en que nos ha tocado estar más activos y visibles, siempre gracias al trabajo colectivo, con mucha exigencia, con todas las dificultades y pocas alegrías, como en la mayoría de luchas, pero con la idea compartida de juntarnos desde las diferencias y de ser útiles a las luchas.

Hoy en todos los espacios hay muchos conflictos, mucha exigencia, mucha dureza, también oportunismos, eso desanima y tira para atrás a mucha gente. Seguro que nosotros también lo hemos sufrido a la vez que hemos sido responsables en algún momento. Quizás podamos aprender, reparar e intentar organizarnos mejor, sumar y crecer para resistir y cambiar las cosas.

Por otra parte, es cierto que crecen los espacios autónomos, pero no con la misma intensidad con la que la gente toma responsabilidades. Y eso sobrecarga y hace las situaciones y la vida insostenibles. Hay que ver como lo hacemos para que no toda actividad se convierta en trabajo remunerado, en liderazgos de especialistas o de la gente que tiene más tiempo y, a su vez, podamos seguir la lucha de manera viable y con menos costes personales.

Aquí estamos. Gracias por estar ahí peleando y dándole sentido al mundo y a la vida.




Autor font: Ellokal.org