Las oficinas nacionales de la Union syndicale Solidaires, organización miembro de nuestra Red, han sido pintarrajeadas, cubiertas con inscripciones racistas y símbolos de la extrema derecha. En Francia, otros locales sindicales ya han sufrido este tipo de ataques y esto forma parte de la violencia física contra los activistas sindicales, antirracistas, feministas y antifascistas ; en Francia, pero también en todo el mundo ; en muchos países, esta violencia se traduce en asesinatos y es recurrente, especialmente cuando el Estado la encubre o incluso la organiza.

En nuestras empresas y servicios, en nuestros barrios y en nuestras manifestaciones, la extrema derecha debe ser combatida en todos los frentes. en todos los frentes. Las organizaciones miembros de la Red Internacional de Solidaridad y Lucha Sindical reafirman que el sindicalismo debe estar a la ofensiva contra la extrema derecha, contra el fascismo en todas sus formas.




Autor font: Laboursolidarity.org