Gener 3, 2021
Per Indymedia Barcelona
162 vistes

Durante casi un mes la capital india, Nueva Delhi, se ha convertido en el epicentro de enormes manifestaciones que probablemente afectarán a todo el país en los próximos días.

Desde septiembre, cientos de miles de campesinxs se han manifestado contra una serie de leyes que buscan liberalizar el mercado agrícola. Hasta entonces, lxs campesinxs se beneficiaban de precios fijos en sus productos, garantizándoles un ingreso estable. Sin embargo, estas nuevas leyes quieren eliminar el rol regulador del Estado y allanar el camino para negociaciones directas entre productores y actores del sector privado como los supermercados. Al contrario de lo que Modi quiere que creamos, no “libera” a lxs campesinxs de la “tiranía” de los intermediarios, estas leyes son el primer paso hacia una progresiva liberalización del sector agrícola que tiene como único propósito entregar todo el sector a las manos de los grandes grupos agroindustriales y a la competencia internacional, como ya ha sucedido con el mundo agrícola en Francia.

Ante la sordera del gobierno de Modi, lxs campesinxs que actualmente bloquean las principales carreteras de Nueva Delhi, iniciaron una huelga de hambre desde el 14 de diciembre de 2020. Las valientes acciones de estxs campesinxs incitan a varios sectores de la comunidad india a manifestarse también. Ya sean estudiantxs, trabajadorxs industrialxs, trabajadorxs ferroviarixs o empleadxs bancarixs, todxs han entendido que “Sin campesinxs no hay comida”* y han respondido en masa a la convocatoria de una huelga general. El pasado 26 de noviembre, ya había 250 millones de huelguistas en las calles, haciendo de este movimiento el movimiento de huelga simultáneo más grande en la historia de la humanidad. Y sin embargo, la prensa apenas lo cubre.

En todo el mundo, ya sea en Asia, África, América Latina o Europa, lxs campesinxs son víctimas de un sistema económico que predica la explotación y la opresión como una virtud “liberadora” y “enriquecedora” … No para todos.

Este movimiento en la India demuestra una vez más que somos nosotrxs, lxs campesinxs, lxs ferroviarixs, lxs enfermerxs, lxs profesorss, lxs desempleadxs, etc., es decir, el pueblo, quienes tenemos el verdadero poder. Los gobiernos y los capitalistas pueden tener las armas y el dinero y el poder, pero nosotros tenemos los campos y los tractores, las semillas y los caballos, y sin ellos las élites se desmoronan.

Nosotros, simples partidarixs de la liberación humana en todas partes del mundo, declaramos nuestra total solidaridad con lxs camaradxs indixs en las calles de Delhi, Andhra Pradesh, Chennai, Punjab y en todo el mundo. .

Unión Comunista Libertaria




Autor font: Barcelona.indymedia.org