Juliol 7, 2022
Per Indymedia Barcelona
166 vistes

Manifiesto por la libertad de conciencia, la soberan铆a, la dignidad y el poder constituyente originario.

Por Asamblea Constituyente en Acci贸n- ACEA/ Valpara铆so.
4 de julio del 2022

El 18 de octubre de 2019 los pueblos de Chile estallamos hastiados por la galopante corrupci贸n de las instituciones del estado, la desigualdad social, el sometimiento de la vida al sistema neoliberal que depreda sin parar. Nos rebelamos ante todos los poderes constituidos que controlan los partidos pol铆ticos con representaci贸n parlamentaria, aburridos del saqueo y del robo de los bienes naturales, que promueven y legitiman. Exigimos recuperar la gran miner铆a para los pueblos, los bosques, los peces y el agua.

Rechazamos que el capital se imponga por sobre nuestro trabajo para convertir nuestros derechos en su negocio. Gritamos basta de lucrar con nuestra salud, con los ahorros para nuestra vejez, nuestra educaci贸n, nuestras viviendas y nuestros caminos. Luchamos por la infancia abusada, por nuestras abuelas que no aguantan la miseria de sus pensiones. Rayamos por todos los muros de este largo y ancho territorio, no m谩s AFP, no al TPP-11, fin al SENAME, t茅rmino inmediato de las zonas de sacrificio y de la yuta (ACAB. 1312). Defendimos la vida a riesgo de las nuestras. 

Reivindicamos un estado descentralizado al servicio del buen vivir. Que garantice la satisfacci贸n total de nuestros derechos humanos y sociales. Con gratuidad, calidad e igualdad. Un estado que no llene los bolsillos privados. Dijimos terminar los privilegios para unxs pocxs.

Durante la revuelta social nuestros lienzos, carteles y pancartas hablan de dignidad, igualdad, justicia, amor al pr贸jimo, empat铆a, solidaridad, lucha, valent铆a, colaboraci贸n y soberan铆a. De norte a sur, de este a oeste, vamos por una Asamblea Constituyente. Aut茅ntica. Nos reunimos en parques, escuelas, calles, sedes vecinales, universidades, sindicatos, campos, playas y plazas para deliberar en colectivo e iniciar la escritura de una nueva constituci贸n, la nuestra, popular, libre y soberana. Lo hicimos por voluntad propia, en cabildos y trawunes. As铆, porque quisimos y como quisimos. 

El 18 de octubre de 2019 pusimos en acci贸n nuestro poder constituyente originario. Millones por las calles. Golpeando cacerolas. No le pedimos permiso a nadie. No obedecimos ninguna ley injusta. Decidimos cambiar las reglas del juego y dise帽ar otras. Buscamos instalar una nueva cancha, honesta y equitativa, para acabar de una vez por todas con el poder olig谩rquico que nos domina, que nos miente, esclaviza y divide. Salimos a las calles para poner fin al capitalismo, terminar con el patriarcado, reparar siglos de injusticia a nuestros pueblos ancestrales.

En esos d铆as de profunda rebeld铆a popular, el estado nos reprimi贸, como siempre us贸 su violencia y nos asesin贸, mutil贸, viol贸, encegueci贸, tortur贸 y encarcel贸. Arranc贸 nuestros ojos. No pudo detenernos ni con milicos a la calle, ni toque de queda. No hicimos caso. Protestamos con decisi贸n. Instalamos barricadas. Nos defendimos con piedras, palos y fuego frente a perdigones, bombas y balas policiales. Era lo que ten铆amos frente a sus ej茅rcitos, comandos y m谩quinas de matar y golpear. Nos organizamos en brigadas de autodefensa, de derechos humanos, de salud, de defensor铆a judicial. Creamos la primera l铆nea. Pintamos murales. Cantamos. Trajimos la consecuencia irreductible de nuestra historia. Gabriela Mistral, Violeta Parra, Los Prisioneros de los 80. Salvador Allende. Miguel Enr铆quez. Lxs detenidxs desaparecidxs. El negro quiltro matapacos se hizo s铆mbolo. Instalamos gestos subversivos al orden dominante. Colonial. Elevamos la bandera mapuche al m谩stil central de la plaza dignidad. El mestizaje de abajo en alza. Nos hicimos de poder. Tambaleamos el palacio. Derribamos estatuas de asesinos y asesinas de los pueblos. Cambiamos nombres de calles con lxs nuestrxs. Nos abrazamos, nos miramos a los ojos, lloramos y re铆mos juntxs. Por f铆n, nos dijimos, Chile cambi贸.

Queremos un territorio inclusivo y bailamos. Desprejuiciadxs, libres, unidxs, recuperamos nuestra esencia colectiva. Medioambientalistas,  disidencias sexuales, religiosos, inmigrantes, trabajadoras, pobladores, feministas, animalistas, motoquerxs, ciclistas, ind铆genas, estudiantes, artistas, hermanas y hermanos diferentes, enfermas. Ya no nos soltamos m谩s. Hasta que la dignidad se haga costumbre. Solo los pueblos defienden a los pueblos. Somos m谩s. Democracia directa. Participaci贸n vinculante.

El 15 de noviembre de 2019, lxs corruptxs, esxs que controlan todo el Estado, defienden los intereses y privilegios de lxs due帽os del capital, de grandes empresarixs y corredorxs de bolsa, acordaron en el congreso el llamado Acuerdo por la paz social y nueva constituci贸n. 

Deciden poner fin al movimiento popular, a la revuelta, al estallido, para defender la institucionalidad que queremos destruir. Resuelven que se escribir铆a una nueva constituci贸n bajo sus reglas, sin soberan铆a, sin tocar los Tratados de Libre Comercio, TLC. Con la aprobaci贸n de cada art铆culo por un qu贸rum de 2/3, en un periodo m谩ximo de un a帽o y bajo la tutela de la corte suprema en caso de que estos se desobedecieran. Crean la ley 21.200 e inventan la Convenci贸n Constitucional. La CC. 

As铆 parte, otra vez, su m谩quina electoral mentirosa, seguida de un fuerte despliegue comunicacional. TV, radios y prensa de propiedad de la 茅lite entonan sus cantos de sirena. Deciden defender el sistema neoliberal con sus privilegios.
Este 4 de julio de 2022, la CC entrega su propuesta de constituci贸n al poder constituido, la entrega con letra chica, bien chica, como los pagar茅s de los bancos y los contratos de las casas comerciales.

Para que no se note alardea con bombos y platillos bautizando su acto de republicano. En esta propuesta de nueva constituci贸n se otorga toda la potestad al actual parlamento para que haga y deshaga todo lo que quiera con el texto que plebiscitar谩n. 

Eso dicen las disposiciones transitorias s茅ptima y segunda, pero no lo dicen. 
El nuevo texto no asegura nada de lo que queremos y por lo que luchamos. Nos proponen aprobar m谩s de lo mismo. Pero, ni apruebo ni rechazo cambiar谩n nada. Nada. No habr谩 constituci贸n del 80, ni tampoco la de la CC. Ser谩 otra. Una reescritura distinta, pero igual. La decisi贸n la vuelven a tener los partidos en el poder. Gatopardismo duro.

隆Basta ya! No entramos en su juego. Repudiamos a la 茅lite, a la oligarqu铆a y a los partidos pol铆ticos corruptos. Nos negamos a entrar en su jaula, a entregar el poder a lxs actuales diputadxs y senadorxs para que hagan lo que quieran con nuestros derechos, nuestros sue帽os y nuestras esperanzas. No les creemos nada a quienes nos han esquilmado durante 50 a帽os sin contemplaci贸n ninguna. 

Somos dignxs y rebeldes. No legitimaremos la usurpaci贸n de nuestro poder constituyente originario. Ignoraremos a lxs politicxs y a los medios de comunicaci贸n. La propaganda estudiada. La franja po茅tica. Los folletos de colores. Las palabras al viento. Actuaremos conforme a nuestra conciencia. Nunca m谩s el mal. El mal que ni menor, ni mayor. Mal, siempre al fin y al cabo, el furibundo mal para los pueblos. No perdemos nada. 

Est谩 escrito en los art铆culos transitorios. Hay que leerlo y revisar los esca帽os parlamentarios. Solo sumar para saber. El suicidio de la CC, dijo alguien. Oleado y sacramentado. Por eso no iremos a votar el 4 de septiembre.

Desobediencia civil. Dignidad ante todo.
Soberan铆a. Con nuestra sangre a borbotones.
No nos vencer谩n.

隆LIBERTAD INMEDIATA A LXS PRESXS POLITICXS DE LA REVUELTA!
隆MARICHIWEU!

fuente: https://cctt.cl/2022/07/06/desde-valparaiso-nunca-mas-el-mal-menor-no-ir/

tambi猫n en https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2022/07/07/chile_valparaiso-/

enviado por redlatinasinfronteras.sur ARROBA gmail.com




Autor font: Barcelona.indymedia.org