Desembre 13, 2020
Per R脿dio Klara
160 vistes

V铆ctor Gallardo

Es duro que est茅 yo escribiendo esto, pero m谩s duro es lo que est谩 pasando en mi ciudad ahora mismo. Dejad que os ponga en situaci贸n.

Hace ya tres largos a帽os que s茅 que al lado de los locales del BucBox en Badalona (unos locales de ensayo en los que me sol铆a mover mucho) hab铆a una comuna llena de africanos, ya fuesen personas migrantes, algunas solas y otras agrupadas en unidades familiares enteras. Se trataban de unas naves industriales abandonadas en las que gente que no ten铆a donde vivir se refugi贸, respetando a los vecinos, haciendo su vida en comunidad sin molestar.

M谩s de una vez, estando por all铆 dentro con un amigo m铆o de Gambia, me invitaron a comer en 茅pocas pre COVID, y s铆, aunque el edificio estaba un poco ruinoso, m谩s o menos seguro, estando all铆 uno se sent铆a como en casa, hac铆an comida de sobras para todos, fuesen o no residentes, en ollas enormes, y se sentaban en c铆rculo a comer mientras debat铆an c贸mo arreglar esto de esta parte del edificio o aquello de la puerta de entrada que no va bien, o de c贸mo financiarse m谩s adelante porque vendiendo chatarra poco se consigue, pero sin un gobierno que facilite conseguir los papeles necesarios, poco trabajo se puede hacer.

Eran gente respetuosa hasta puntos inimaginables y s铆, como en toda comunidad de 150-200 personas, puede acabar habiendo conflictos, pero jam谩s con los vecinos.

Os mentir铆a si no os dijera que en los cuatro largos meses que estuve trabajando en uno de los locales del bucbox (a dos puertas del edificio) cada rasta que sal铆a o cruzaba la calle me dec铆a 鈥渞espect鈥 鈥渞asta鈥 o 鈥渂less鈥 a modo de saludo.

El d铆a 9 de diciembre por la noche, aquella comunidad muri贸, literal y metaf贸ricamente. Seg煤n fuentes fiables del entorno, con las que contact茅 el d铆a 10 por la ma帽ana para saber si estaban bien, me dijeron que hubo alguien que entr贸 y le peg贸 fuego al edificio dejando a tres (por ahora, aunque a mi me consta que son por lo menos cinco) fallecidos y un gran n煤mero de heridos, tres de ellos cr铆ticos, y otros tantos graves.

A las nueve de la ma帽ana del d铆a 10 de diciembre sal铆a en televisi贸n Xavier Garc铆a Albiol, alcalde de Badalona, que se vio obligado a levantarse pronto para trabajar, a decir que iban a resituar a los residentes del edificio en otras partes, aunque Badalona no puede pagar alojamiento a inmigrantes, que encima son okupas y ten铆an un 鈥渟upuesto mercadillo de la droga鈥 ah铆 dentro. Declaraciones que hizo con 2 cuerpos calientes todav铆a dentro del edificio. 驴Qu茅 va a decir? Si su lema es 鈥淟impiando Badalona鈥, al fin y al cabo lo est谩 cumpliendo a rajatabla. Todav铆a le van a tener que agradecer que se les proporcione cama un par de noches.

Entre tanto, no les falt贸 tiempo a los medios de comunicaci贸n de este pa铆s para acercarse al lugar de los hechos y retransmitir en directo c贸mo los bomberos sacaban cuerpos de los fallecidos. El sensacionalismo siempre est谩 presente cuando hay cuerpos, pero hasta entonces, han sido ignorados durante m谩s de diez a帽os. Ahora se preocupan los medios, cuando ya ha muerto gente, cuando otras 200 personas est谩n en la calle, cuando ya no se puede hacer nada.

Ayer d铆a 10 de diciembre cuando me acerqu茅 a ver a mis conocidos afectados, me sorprendi贸 ver a muchos Mossos d鈥橢squadra y a muy pocos bomberos, y los pocos que hab铆a, parec铆a que se estaban dedicando a cerrar todos los accesos posibles para derribarlo los pr贸ximos d铆as.

驴Acaso ya ha acabado la investigaci贸n? 驴Se han dado las explicaciones pertinentes? La teor铆a de la vela no hay por donde cogerla, a d铆a de hoy s贸lo hay una persona que lo haya declarado p煤blicamente mientras el resto defiende la teor铆a del incendio premeditado.

Mis conocidos me llevaron a otra comuna cercana donde se han dedicado a alojar a todo el que han podido que sali贸 de la otra ayer cuando empezaron las llamas, y se escuchaba conversar en ingl茅s a africanos que parec铆an tener muy claro que el incendio no ha sido precisamente un accidente, adem谩s de haberse originado en la planta baja, dejando atrapadas a muchas personas en los pisos superiores.

Fuentes de all铆 mismo me confirmaron que el d铆a de los hechos hubo una redada de la polic铆a local en la comuna y menos de un cuarto de hora despu茅s, estaba ardiendo, as铆 como que entr贸 gente que no era del entorno y no se qued贸 mucho rato poco antes de que el edificio se quemara.

Tambi茅n deber铆a mencionar que cuando est谩bamos all铆 en la otra comuna, se acercaron dos periodistas con c谩maras de televisi贸n de un canal muy, pero que muy conocido en este pa铆s que se dedica al sensacionalismo por regla general. Estos nos preguntaron a mi acompa帽ante y a mi, los dos 煤nicos blancos que estaban a 20 metros a la redonda, si pod铆an pasar a grabar y ver c贸mo estaban todos y c贸mo se organizaban porque cre铆an que ese era el momento adecuado.

驴El momento adecuado es grabar a gente llorando? El buen periodista espera a que se calmen los nervios despu茅s de la tragedia para hacer entrevistas, no va a gente que pr谩cticamente ten铆a todav铆a las llamas encima a acosarlos con c谩maras de televisi贸n. Qu茅 os voy yo a decir, no pasaron de la puerta. Nosotros no 茅ramos nadie para decidir si pasaban o no, pero nos encargamos de que no molestaran all铆.

Una media hora despu茅s, cuando le contamos a una de las personas que vive all铆 lo sucedido, nos lo agradeci贸 y nos dijo que estar铆an atentos para que no volvieran a intentar pasar.

Fue incre铆ble observar la autoorganizaci贸n colectiva de emergencia para ayudar a los vecinos afectados 鈥嬧媞ue ten铆an montada para realojar y acoger a toda la gente salida del edificio que pudieran.

Lo que yo s茅, es que en menos de tres semanas, han ardido dos comunas de africanos entre Sant Adri脿 del Bes貌s y Badalona, y es bastante posible que no se quede ah铆.

Lo que nos toca es presionar al gobierno de derechas pseudofascista de esta ciudad para que arrojen luz a los hechos, una luz que no va a ser turbia, porque si no, faltar谩 tiempo para echarse a la calle, ya ha habido una manifestaci贸n y las que est谩n por venir, porque humanos somos todos, y por muy diferente que pueda ser nuestra piel, las v铆ctimas merecen justicia.




Autor font: Radioklara.org