Agost 28, 2022
Per El Lokal
196 vistes

Solo así podrán imponer las «soluciones autoritarias», ya lo llevan haciendo desde siempre. Ahora ya la «democracia» no les sirve, lo llevan ensayando desde la pandemia, ahora la guerra, y ya nos inundan con noticias alarmistas cuyo sentido no es hacernos ver lo que viene sino desactivarnos para poder gestionar un poder que no se sostendrá tal como lo conocemos ahora. Los conflictos ya se están dando en todos los lugares donde la crisis energética, las desigualdades y los recortes se están implementando, es cuestión de tiempo que llegue a todo el planeta. Mientras nos quieren hacer creer en un futuro verde, sostenible, sin tocar el modelo impuesto. Un capitalismo basado en la energías fósiles, en un crecimiento ilimitado. Algo que ya se sabe que no podrá ser.

Nos asustan para desesperarnos y confiar en que nuestros privilegios se mantendrán si los defendemos de los otros, y los otros son este sistema que tenemos que desmontar y que tan metido está en nuestras vidas. Hay que resistir, organizarse, apoyar de la forma que se pueda las luchas. Ensayar cualquier manera que frene la barbarie. Los ejemplos ahí están, alternativas que ya desde hace muchos años están sobre las mesa: decrecimiento, federalismo, comunidad, apoyo mutuo, descentralizar, autogestión, organización comunitaria.

Desde la transición muchos movimientos rompieron las lógicas del poder: el movimiento obrero autónomo, la contracultura, las luchas en los barrios, en la educación, en la salud. Ahí están en las ocupaciones rurales, (Fraguas) en el movimiento antimilitarista, en cooperativas, colectivos de consumo ecológico, en la lucha contra las grandes corporaciones y los bancos.

Hay que abrir la mente, escuchar a quienes tienen cosas que decirnos y que hacen. En no distraernos en luchas por pequeños poderes, egos y defensa de intereses personales que nos destrozan. Hay que dar ánimos, coger aire y ganar pequeñas y grandes victorias que defiendan nuestros derechos. Desde lo personal, desde el barrio, desde la família y la comunidad, desde cualquier lugar.

Quieren hacernos creer que no podemos, que no sabemos, que somos como ellos y solo queremos dinero y privilegios. Ya hemos descubierto lo que nos ofrecen, ya lo hemos sufrido y sabemos que es la causa de nuestro malestar. Sabemos que habrá que atacar nuestros malestares haciéndolos colectivos, generando confianza, infraestructuras, cajas de resistencia, organizaciones de lucha, producción y consumo a la altura de las necesidades de la gente y no de la avaricia y el lucro de unos pocos. Esa será la pelea y nos estamos preparando. Salud y ánimos




Autor font: Ellokal.org