Agost 29, 2021
Per El Lokal
333 vistes


Escrito que leyó en el Parc de les Tres Xemeneies (Barcelona) una compañera de la Asamblea 27F, al finalizar el acto.

Hoy 27 de agosto cumplen 6 meses de prisión preventiva 6 de los anarquistas detenidos en la última manifestación en Barcelona convocada por la libertad de expresión y en protesta por el encarcelamiento de Pablo Hasel y los recortes de libertades y derechos fundamentales que estamos sufriendo.

Quiero denunciar la magnitud de las acusaciones. Tentativa de homicidio por unos daños materiales a una furgoneta de la guardia urbana, unos daños calificados de leves en el peritaje pues no alcanzaron más que a dañar la pintura exterior de esta. Unas llamas que duraron tan sólo unos segundos y que para nada supusieron peligro para la vida del policía que había dentro del furgón como masivamente difundían los medios.

Una acusación desproporcionada que indiscutiblemente lleva una doble finalidad, por un lado acabar con las protestas de una población harta de la miseria en la que nos obligan a vivir y de la creciente represión y por otro, golpear y atemorizar a los movimientos y las individualidades que protestamos y luchamos contra este sistema autoritario.

No es nuevo este método de utilizar a los anarquistas como cabeza de turco para hacer visible la ferocidad con la que el estado y el régimen castiga a las personas que deciden luchar por las libertades de todos. El método de criminalizar al anarquismo y así confundir a una población de enemigo…el anarquista extranjero, el okupa, el antisistema.

Tenemos bien claro quién son nuestros enemigos y los responsables del nuestra miseria: el estado, las fuerzas del orden, los jueces, los políticos, los bancos…




Autor font: Ellokal.org